demona0

La marioneta

Vivo en un escenario de cartón pintado de brillantes colores. Un castillo, un bosque y una taberna enmarcan mis aventuras. El humano cree que me controla, que es él quien narra la historia con voz chillona ante los niños que se sientan en semicírculo delante nuestra. No sabe que soy yo el que decide. El humano mueve los hilos, pero soy yo quien levanta los brazos y mueve las piernas.

Hay otros como yo, una princesa y un dragón, pero ellos no son reales. Sólo yo lucho con la espada y cabalgo sobre mi rocín. Podría cambiar la historia, pero ¿Acaso existe una mejor? Érase una vez una princesa encerrada en lo más alto de la más alta torre, custodiada por una horrible bestia. Un día un muchacho de la aldea decidió disfrazarse de caballero e ir a salvarla porque sólo él conocía la canción que hacía dormir a su captor.

La aventura nunca es fácil, pero yo tengo a mis aliados; los niños me animan, cantan conmigo y cuando por fin voy llego junto a la princesa, se tapan los ojos y tratan de avisarme que el dragón se está despertando a mi espalda. Se ponen en pie, chillan y señalan con el dedo; temen que no lograré salir con vida. 

Entonces yo mando al humano que mi brazo agarre mi espada y en una batalla sin igual logro vencer al mal. Los niños aplauden, hago una reverencia y cae el telón. A veces les he sorprendido intentado mirar por una rendija de la cortina o de meterse por un lado del escenario, pero el humano les asusta poniendo voces hasta que se van corriendo.

Tras un día duro duermo entre retales, soñando con mi próxima gran aventura.

Error

default userpic

Your reply will be screened

Your IP address will be recorded 

When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.